¿Qué se ha de hacer? 2

Quisiéramos que considerases las siguientes contradicciones:

Se produce tanta comida en el mundo que milliones de toneladas se tiran, se queman o se vuelvan a arar en la tierra. Y sin embargo, milliones de personas en el mundo se mueren de hambre. Otros tanto milliones están desnutridos. Incluso en Europa occidental, mucha gente, en especial, los viejos o parados, no pueden comprar la comida que necesitan.

Los gobiernos, del Este y del Oeste, gastan centenares de billones de pesetas cada año en los armamentos de guerra más modernos. Pero casi nadie en el mundo quiere la guerra. La mayor parte de gente no quieren ser soldadods y no tienen nada en contra de la gente corriente de otros países.

La tecnología moderna puede poner al hombre en la luna y hacer funcionar fábricas con ordenadores. Podría eliminar casi todo el trabajo insatisfactorio, sucio y peligroso para los seres humanos. Pero la mayoria de personas todavía pasan la mayor parte de sus vidas de trabajo haciendo labores sucias, peligrosas e insatisfactorias.

En cada crisis económica, millones de hombres y mujeres pierden su trabajo, la producción se corta y las empresas cierran. Y sin embargo, las fábricas y las máquinas todavía están en buenas condiciones y a menudo esos mismos trabajadores carecen de los productos y servicios que ellos mismos habrían producido.

Cada gobierno nuevo en cada país afirma que va a solucionar los problemas que el gobierno anterior dejó pendientes. Pero nunca lo hace.

Estos son hechos y tú puede que pienses en muchos mas parecidos. La manera en que está organizado el mundo hoy en día contrasta con el sentido común. Se puede hacer algo? Podemos declarar, sin temor de contradicción, que algo puede hacerse.

Lo que necesita es comprehensión. La gran mayoría de personas necesitan comprender cómo está organizado el mundo moderno. Y entonces necesitan comprender lo que hay que hacer para cambiarlo, conscientemente, democráticamente, para el beneficio de todos. Los trabajadores, hombres y mujeres corrientes, se sienten cada vez más impotentes para afectar la manera en que las cosas funcionan. Esto es porque han sido condicionados por ideas convencionales acerca de la sociedad, aprendidas en casa, en la escuela, a través de la religión, o de los periódicos y la televisión. Pero una comprensión del porqué el mundo es tal como es les dará el poder de cambiar las cosas.

osotros llamamos al orden social actual CAPITALISMO. Es un manera de organizar la sociedad en la que las cosas se producen para su venta en el mercado con vistas a un beneficio. Si no se espera un beneficio, entonces la producción cesa y las necesidades no se satisfacen. Bajo el capitalismo la maquinaria producto y distribuidora del mundo (fábricas, granjas, muellas, oficinas, minas, etc.) es de propiedad o está controlada por una pequeña minoria, a la que denominamos clase capitalista. En todas partes del mundo – desde España, Gran Bretaña, China, Rusia a Argentina, México y America del Norte – esta minoría de la población posee y controla la mayor parte de la riqueza. Para el resto, la vasta mayoría, la única opción es la de vender sus energíes mentales o físicas a un patrono por un sueldo o

salario. Por tanto, el capitalismo significa división de clases, los beneficios antes que las necesidades, y la contradicción fundamental de los que hacen funcionar el mundo de arriba a abajo, los que ganan su sueldo o salario, no poseen nada de lo que producen ni los medios para producirlo.

La sociedad por la que trabájamos la denominamos SOCIALISMO – pero esto no tiene ningún parecido en absoluto con lo que existe en países tales como Rusia, China o Cuba (que son dictaduras de capitalismo del estado) o en cualquier otra parte del mundo. La palabra Socialismo, desde luego, no nos pertence, pero sí es importante saber lo que la gente quire decir cuando la utiliza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *